Comentando pedacitos de mi vida...

Daisypath Anniversary tickers

viernes, 20 de abril de 2012

*Brrrr*

Ha pasado algún tiempo desde mi última entrada. Era difícil sentarme a seguir escribiendo... Digo, como que todas las trivialidades de las que hablaba antes, ahora pierden importancia cuando las pongo junto a mis tres últimos posts. Sin embargo, hace días decidí que quiero regresar contándoles algo del Goldito de Puelto Lico. (Unos cuantos posts felices y tal vez ya tenga ánimos para regresar permanentemente).

Cada vez que el goldito hace algo nuevo o aprende otra palabra, me dan ganas de compartirlo con todo el mundo.

Y casi siempre lo hago.
En twitter.

Pero los *tuits* son efímeros, así que ya he decidido llevar un "NotiGoldito" por este medio. Con ciertos temas en particular. El que les quiero compartir ahora es el de su obsesión por los *brrrr*.

O sea, los coches.

Creo que todo empezó cuando llegó su primito Karym de visita.


Esos carritos que ven en la foto son propiedad de Karym, pero cuando el goldito los vio, les puso las manitas encima se puso a jugar con su primito y ambos estuvieron pasando el rato muy contentos.

Curiosamente, un par de semanas después, el goldito recibió su primer juego de esos mismos carritos. Se los regaló su tía Goretti (amiga de Amaya). Fue una mera coincidencia, porque ella nos dijo que simplemente los vio y le gustaron para el goldito porque son de bordes redondeados, especiales para manitas pequeñas. Quince días después, un amigo de su papá (el compadre Téllez) le regaló otros carritos de la misma colección (diferentes modelos) y nos dijo que los había escogido por la misma razón... parecen hechos especialmente para bebés.

Después, yo compré una caja de cereal para regalarle al goldito este camioncito:


En otra ocasión, el goldito llevó a su papá a Imaginarium...


Y entonces pudo añadir una moto, un avión y un helicóptero:


Este carro no tengo idea de dónde salió:


En un viaje a Coatza, sus abuelos aumentaron la flotilla con más aviones y helicópteros hechos a mano especialmente para él:


(¿A poco no están divinos?)

Total, que entre regalitos aquí y allá, el goldito ya tiene una flotilla de medios de transporte bastante considerable:


(Faltan en la foto algunos coches con ojitos, pero se quedaron en la sucursal de Coatza)

Tratamos de enseñarle la palabra coche, pero no sé si porque siempre le decíamos "rrruuunnn" a la hora de jugar con ellos, o bien, porque alguien en la escuela se lo enseñó, el caso es que ahora todo lo que tiene llantas es un "brrrrr". Su papá, notando su gusto por los vehículos, le regaló las películas de Cars. Y le en-can-ta verlas, especialmente las partes donde hay carreras.

Cuando quiere ver la película, señala hacia la tele y hace: "brrrr".

Cuando quiere tomar agua en su vaso favorito (de Cars), dice "abua", señala y hace: "brrr".

Cuando le damos de comer con sus cubiertos rojos (obvio, de Cars), señala el mango y hace: "brrr".

Cuando lo llevamos a la escuela, lo sentamos en su silla, señala a la ventana (donde hay un parasol de Cars) y hace: "brrr".

Etcétera, etcétera...

No sabemos cuánto le dure el gusto por los carritos. Pero si llega hasta noviembre, yo ya estoy preparada:


¡Ku-Chau! :)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ese Goldito tan precioso! gracias tía, nos sacaste una gran sonrisa con las buenas nuevas.

Siempre presente la "estrellita de Tapalpa".

T.

Gore dijo...

Ja,ja,ja me encantó. Un beso para el goldito y otro para la tía.

Karina dijo...

Que lindo! Y me encantaron los de madera. :) besos!

Myra dijo...

Gracias, chicas! Y sí, Kary, los de madera están geniales... aparte huelen delicioso, jeje. Un beso a todas :)

La de 37 dijo...

Brrrrr, esta genial!!! es un niño muyyyyy listo!